Presentación

Una de las funciones esenciales de los centros de formación es preparar a los estudiantes recién licenciados para el ejercicio de la actividad profesional.

Para propiciar el cumplimiento de esta función es conveniente promover vínculos de colaboración entre el centro de formación y las empresas.

Es dentro de ese marco general en el que se sitúa el objetivo de los convenios de cooperación educativa ISM-Empresa: enriquecer la preparación de los estudiantes permitiendo completar la formación recibida en las aulas con experiencias profesionales en el ámbito empresarial.

Mientras el estudiante desarrolla el trabajo práctico en la empresa, adquiere experiencia y al mismo tiempo tiene la oportunidad de mostrar su preparación empresarial y demostrar su valía profesional. El éxito de la cooperación educativa se basa en el interés de la empresa por incorporar temporalmente a un estudiante a su equipo humano con el fin de desempeñar una función concreta, lo que permite al mismo tiempo conocer en profundidad, y en condiciones reales de trabajo, candidatos a incorporarse a la empresa a tiempo completo, una vez éstos hayan finalizado sus estudios.